Coonapip pide recordar el 12 de octubre como el día de la resistencia indígena a nivel mundial

Aseguran que los gobiernos insisten en prácticas colonialistas de imponer programas y megaproyectos como: minería e hidroeléctricas.

Los dirigentes del Coonapip solicitaron al Gobierno la titularidad de los territorios colectivos, la demarcación y saneamiento de las tierras indígenas.Cedido



La Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (Coonapip), organización que agrupa a los siete pueblos indígenas de Panamá y los doce congresos y consejos a nivel nacional, con motivo del 12 de octubre de 1492, declaró que los pueblos indígenas son comunidades de paz, quienes durante más de 529 años han sido sistemáticamente discriminados, despojados de sus tierras y recursos.

La organización indica que a pesar de la existencia de estándares internacionales como: Resolución 1514 del 14 de diciembre de 1960; Convenio 169 de la OIT de 1989; la Declaración de Viena de 2003; la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial; la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de 2007 y el Documento Final de la Conferencia Mundial sobre Pueblos Indígenas de la Asamblea General de la ONU de septiembre de 2014; entre otros, los pueblos originarios continúan siendo exterminados.

Afirman que en Abya Yala persiste el asesinato, la desaparición física y la persecución de líderes de pueblos indígenas por defender sus tierras, territorios y recursos.

“Los gobiernos insisten en prácticas colonialistas de imponer programas y megaproyectos como: minería, hidroeléctricas e hidrocarburos en nombre del desarrollo y el interés común, que se llevan a cabo sin cumplir con el consentimiento libre, previo e informado”, aseguran.

«Instamos a todos los pueblos indígenas de Abya Yala a que se declaren de luto y recuerden el 12 de octubre como el día de la resistencia indígena en todo el mundo».

Asimismo, exigieron al gobierno suscribir el Convenio 169 de la OIT, establecer leyes que permitan la efectiva implementación de la declaración universal de los derechos de los pueblos indígenas, eliminar todas las formas de discriminación racial, proteger los lugares sagrados.

También piden la titularidad de los territorios colectivos, la demarcación y saneamiento de las tierras indígenas, la incorporación de la mujer en la equidad y que se tenga en cuenta la voz de los ancianos, jóvenes y niños para asegurar su pleno desarrollo dentro de su cosmovisión.

.