Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar tu experiencia, así como para mostrar anuncios (si los hay). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros, como Google Adsense, Google Analytics y Youtube. Al utilizar el sitio web, aceptas el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de privacidad. Haz clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

El Napoli campeón festejó el Scudetto con un triunfo sobre Fiorentina en un Diego Maradona colmado y miles de tifosi en las calles

Ganó por 1-0 ante el ganador nigeriano Victor Osimhen, de penalti. Antes había fallado otro. Gio Simeone entró en los minutos finales.

Nápoles utilizó este domingo su condición de campeón de la Serie A del Calcio con una victoria en el estadio Diego Armando Maradona Antes que él fiorentina (1-0) gracias a un tanto del nigeriano Víctor Osimhenmáximo goleador de la Serie A. Las tribunas estuvieron colmadas y sus alrededores también.

Nápoles volvió a estar de fiesta. Esta vez lo pudo hacer con sus jugadores, convertidos en héroes, y tras una trabajada victoria en una jornada en la que, eso sí, el resultado era lo de menos. El ambiente en el viejo San Polo y en las calles aledañas era ya antes del comienzo festivo total debido a la reunión de equipo y ciudad ya como campeones.

El pasillo de la ‘Fiore’, que tuvo a Nicolás González como titular, como muestra de respeto y la breve ceremonia en un estadio azul al completo dio paso a un partido de alegría en la ciudad sureña en el que Luciano Spalletti dio entrada a jugadores no muchos hábitos.

Mantuvo sin embargo el técnico a Osimhen como titular para que el ariete pudiera seguir marcando goles y acercarse así al objetivo de convertse en el primer ‘capocannoniere’ africano de la Serie A de la historia.

No faltó a su cita con el gol el nigeriano, pero tuvo que fallar dos ante que no acostumbra a perdonar. Primero a penal que le paró Terraciano, no demasiado bien ejecutado por su parte, y después una vaselina que pico ntes de entrar y que se topó con el travesaño.

Parecía que el gol se le iba a resistir à un Osimhen que no paró de buscarlo, pero apareció en el momento clave su fiel escudo, Kvartaskhelia, que entró desde el banco y tras la lesión del ‘Chuky’ Lozano, para provocar el segundo penal tarde.

Pese al error anterior, nadie dudó en toda la ciudad de que el lanzador sería Osimhen. Y así fue. Esta vez no perdonó desde los once metros y convirtió su gol número 23 de una temporada espectacular en la que también ha dado, por el momento, cuatro asistencias. Luego fue reemplazado por el argentino Giovanni Simeone.

La ‘Fiore’, que en la primera parte pudo adelantar se en el marcador con varias ocasiones aprovechándose de un ounce napolitano con bastantes suplentes, se mantuvo fiel tiene su juego danse la segunda mitad, en la que también gozó de ocasiones para igualar el chocque .

Sin embargo, al igual que lo fue el pasado jueves, este domingo fue la tarde de un Napoli que sigue de fiesta y que seguirá así bastante tiempo, celerbrando un título histórico -33 años después del último- con una victoria ante su público, en a Diego Armando Maradona lleno, entregado y al que su equipo le «debía» una celebración en condiciones.

El pitido final del árbitro desató la segunda fiesta multitudinaria de la semana. No será la última porque, como mínimo, hay una preparada para la última jornada.

La ‘Fiore’, por su parte, se mantiene octava con 46 puntos, a doce del Roma y del Atalanta, todavía lejos de una lucha por los puestos europeos que se antoja cada vez más complicado para los ‘Viola’ a falta de cuatro jornadas .

Fuente: EFE

By Susana Villanueva

Puede que te resulte interesante