Noticias

Ex oficiales de inteligencia de EE. UU. Admiten hackeo para EAU: NPR

Ex oficiales de inteligencia de EE. UU. Admiten hackeo para EAU: NPR

Tres ex agentes militares y de inteligencia de EE. UU. Acordaron pagar casi 1,7 millones de dólares para resolver los cargos penales de que suministraron tecnología de piratería sofisticada a los Emiratos Árabes Unidos.

Jenny Kane / AP


ocultar leyenda

alternar leyenda

Jenny Kane / AP


Tres ex agentes militares y de inteligencia de EE. UU. Acordaron pagar casi 1,7 millones de dólares para resolver los cargos penales de que suministraron tecnología sofisticada de piratería informática a los Emiratos Árabes Unidos.

Jenny Kane / AP

WASHINGTON – Tres ex agentes militares y del Servicio Secreto de EE. UU. Admitieron haber proporcionado computadoras sofisticadas piratería tecnología en los Emiratos Árabes Unidos y acordó pagar casi $ 1,7 millones para resolver los cargos penales en un acuerdo que el Departamento de Justicia describió el martes como el primero de su tipo.

Los acusados, Marc Baier, Ryan Adams y Daniel Gericke, están acusados ​​de trabajar como altos ejecutivos en una empresa con sede en los Emiratos Árabes Unidos que llevó a cabo operaciones de piratería en nombre del gobierno. Los fiscales dicen los hombres proporcionaron sistemas de piratería y recopilación de inteligencia que se utilizaron para ingresar a computadoras en los Estados Unidos y en otras partes del mundo.

El caso, en un tribunal federal en Washington, acusa a ex funcionarios estadounidenses de violar las leyes estadounidenses de control de exportaciones y fraude informático. Esto parece ser parte de una tendencia creciente destacada hace unos meses por la CIA de gobiernos extranjeros que contratan a ex agentes de inteligencia estadounidenses para reforzar su propio espionaje, una práctica que, según los funcionarios, corre el riesgo de revelar información sobre secretos estadounidenses.

Los cargos se presentaron bajo un acuerdo de enjuiciamiento diferido que, además de exigir un pago de 1,68 millones de dólares, también requerirá que los hombres cooperen con la investigación del Departamento de Justicia y cierren todo vínculo con los servicios de inteligencia o de aplicación de la ley de los EAU. Si cumplen estas condiciones durante tres años, el Departamento de Justicia no iniciará ningún enjuiciamiento.

Como parte del trato, los tres hombres no disputaron ninguno de los hechos alegados por los fiscales.

El Departamento de Justicia lo describió como la «primera resolución de este tipo para investigar dos tipos distintos de actividad delictiva», incluido el suministro de tecnología sin licencia para piratería.

«Los piratas informáticos y aquellos que apoyan tales actividades en violación de la ley estadounidense deben esperar ser procesados ​​por su conducta criminal», dijo Mark Lesko, fiscal general adjunto interino de la división de seguridad nacional de Estados Unidos. Ministerio de Justicia, en una prensa liberación.

Los fiscales dijeron que el trío había dejado una empresa estadounidense que operaba en los Emiratos Árabes Unidos para unirse a una empresa distinguida que les daría «aumentos significativos» en sus salarios.

Las empresas no se mencionan en los documentos de la acusación, pero Lori Stroud, una ex empleada de la Agencia de Seguridad Nacional, dijo que trabajó con los tres hombres en los Emiratos Árabes Unidos en CyberPoint, con sede en Estados Unidos, y luego para DarkMatter, propiedad de los Emiratos Árabes Unidos. Emirates. El fundador y director ejecutivo de la empresa, Faisal al-Bannai, dijo a The Associated Press en 2018 que DarkMatter no participó en ningún pirateo, aunque reconoció los estrechos vínculos comerciales de la empresa con el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, así como su contratación de ex analistas de la CIA y la NSA.

Los fiscales dijeron que entre enero de 2016 y noviembre de 2019, los acusados ​​»ampliaron el alcance y aumentaron la sofisticación» de las operaciones proporcionadas al gobierno de los EAU. Compraron exploits para ingresar a computadoras y dispositivos móviles de compañías de todo el mundo, incluidas aquellas con sede en Estados Unidos, según el Departamento de Justicia.

Esto incluye un exploit llamado «zero-click», que puede penetrar en los dispositivos móviles sin la interacción del usuario, que Baier compró a una corporación estadounidense en 2016.

Los abogados de Adams y Gericke no respondieron de inmediato los mensajes en busca de comentarios, y un abogado de Baier se negó a comentar.

El Departamento de Justicia describió a cada uno de ellos como ex personal militar o de inteligencia de EE. UU., Y dijo que su trabajo para la compañía con sede en los Emiratos Árabes Unidos comenzó después de que dejaron el gobierno. Baier se identifica en un Reuters 2019 noticias como si hubiera trabajado anteriormente en una unidad de piratería de élite de la NSA.

La CIA advirtió en una carta a principios de este año sobre «un aumento en el número de ex oficiales que han revelado información sensible sobre las actividades, el personal y el comercio de la CIA».

La carta enviada a exfuncionarios de la CIA fue firmada por Sheetal Patel, subdirector de la agencia de contrainteligencia. Describió como una «tendencia nefasta» una práctica de gobiernos extranjeros que contratan a ex oficiales de inteligencia «para mejorar sus capacidades de espionaje». Algunos ejemplos enumerados incluyeron el uso del acceso a información o contactos de la CIA para oportunidades comerciales, así como «trabajar para compañías de inteligencia patrocinadas por el estado en países no confraternizados».

“Le pedimos que se proteja a sí mismo ya la CIA protegiendo el comercio clasificado que sustenta su negocio”, escribió Patel.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Popular

To Top