Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar tu experiencia, así como para mostrar anuncios (si los hay). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros, como Google Adsense, Google Analytics y Youtube. Al utilizar el sitio web, aceptas el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de privacidad. Haz clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Pospusieron el aumento de impuestos que inciden en el precio de los combustibles

En medio de la escasez y desabastecimiento en las estaciones de servicio de todo el país, el Gobierno pospuso este miércoles el incremento de los impuestos que impactan directamente sobre el precio de los combustibles. De esa manera, los nuevos aumentos incidirán recién en febrero de 2024.

La medida se hizo oficial a través del decreto 567/2023, que fue publicado en la última edición del Boletín Oficial y que llevó las firmas del presidente Alberto Fernández, el ministro de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, y el jefe de Gabinete, Agustín Rossi.

«Con el fin de asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios, resulta razonable, para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, postergar hasta el 1° de febrero del año 2024 los efectos de los incrementos», destaca el documento.

De esa manera, el Ejecutivo resolvió que la suba en los montos de las cargas fiscales que “resulten de las actualizaciones correspondientes al tercer y cuarto trimestres calendario del año 2021, al primer, segundo, tercer y cuarto trimestres calendario del año 2022 y al primer, segundo y tercer trimestres calendario del año 2023″ comenzarán a regir a partir del 1° de febrero de 2024.

Además, el decreto detalla que al tratarse de “impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles”.

Problema de desabastecimiento y escasez de combustibles

El martes por la tarde, las petroleras YPF, Raizen (Shell), Axion y Trafigura (Puma) dijeron, en un comunicado conjunto, que están trabajando “para normalizar rápidamente la situación de abastecimiento de combustibles en todo el país”.

Enumeraron que el sector aumentó el ritmo de despacho desde sus refinerías e implementó un esquema especial logístico con más de 4.000 camiones cisterna que permitieron incrementar entre un 10 y un 15% la oferta habitual de combustibles.

Una estación de servicio Shell sin combustible. Foto Juan José García

La falta de combustible comenzó hace 15 días en el interior del país y se hizo sentir con fuerza en la Ciudad de Buenos Aires desde el jueves de la semana pasada. Desde entonces se mantienen las colas en las estaciones del AMBA, si bien hubo algún alivio en algunas zonas en las últimas 48 horas.

Hay provincias en las que los usuarios todavía deben soportar largas esperas para llenar el tanque. En las ciudades de frontera, se agrega el problema de la demanda de automovilistas extranjeros.

Pese a todo esto, fuentes oficiales confirmaron este martes que durante el miércoles aumentará el precio de la nafta debido a que este 31 de octubre venció un congelamiento de precios que se cumplió a medias y que fue dispuesto poco después de las PASO.

Si bien en la Secretaría de Energía no precisaron hasta el martes a la noche la magnitud del incremento, dejaron trascender que será de un dígito, en línea con las últimas subas del esquema de Precios Justos, que rondaron el 5%. Pero no descartaron que el ajuste pueda llegar a ser superior a ese número y acercarse al 10%.

By Susana Villanueva

Puede que te resulte interesante