Deportes

Un lagarto se coló en medio de una carrera en el hipódromo panameño

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet ut et voluptates repudiandae.

Photo: Shutterstock

El jinete Jesús Barría dijo que afortunadamente los caballos participantes eran veteranos, porque de haber sido potros, hubiera podido darse un resultado dramático.

Un purasangre llamado Cosahui sorprendió a los entendidos al ganar, para las apuestas, la cuarta carrera del jueves 23 de agosto en el Hipódromo Presidente Remón y pagó $187.60 a ganador; pero esa no fue la única sorpresa del evento.

Cuando los competidores – nueve en total- se disponían a cumplir los últimos 800 metros del recorrido, en medio de ellos se desplazó un lagarto de casi un metro de largo, el cual logró evadirse entre los cascos de los enormes caballos de 1,000 libras, que se movían a unos 80 kilómetros por ahora, y así alcanzó el otro extremo de la pista para perderse entre los matorrales que hay en los predios de la cancha que tiene una circunferencia de 1,600 metros.

El inusitado episodio se dio en momentos en que apenas había pasado un fuerte aguacero sobre la ciudad de Panamá, el cual estuvo adosado por vientos huracanados y produjo voladuras de techos en varios puntos de la ciudad, incluyendo los alrededores del hipódromo.

El Hipódromo Presidente Remón está asentado sobre un terreno pantanoso de 72 hectáreas. En el centro de la pista, hay un lago artificial, el cual sirve como lugar de ejercicios para caballos lesionados y de guarida para una comunidad de reptiles y algunas especies marinas.

El director de Operaciones Hípicas del hipódromo, Carlos De Oliveira Jr., reaccionó ayer señalando que la seguridad es la principal preocupación de la empresa que administra el hipódromo y que diariamente se hacen las revisiones necesarias.

Según el ejecutivo, en un área de 72 hectáreas abiertas, con las fuertes lluvias e inundaciones que se dan regularmente alrededor del hipódromo, en un país con una enorme fauna como Panamá, es difícil controlar una visita de la naturaleza, como la que se dio este jueves 23 de agosto.

Fuente

Egbert Lewis | egbert.lewis@epasa.com | @Egbertlewis

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Popular

To Top